¿Burla o destino?

¿Burla o destino?

El Clarinetero

Aguascalientes, Ags.- El pasado jueves 24 de octubre el líder de la bancada de Acción Nacional en el Congreso del Estado, Guillermo Alaniz presentó una iniciativa en la que sugería que fuera el Poder Legislativo quien designara el contralor que fiscalizara las cuentas de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, la máxima casa de estudios del estado.

Al recibir recursos públicos, el legislador blanquiazul consideró que la institución educativa también debería de pasar por la lupa de un fiscalizador externo.

Esa situación no gustó a los dirigentes universitarios por lo que rápidamente comenzaron la defensa de la “autonomía” y se movilizaron en medios de comunicación y redes sociales.

Su acción tuvo repercusión rápidamente ya que en 48 horas el gobierno del estado se deslindó de la especie, y el dirigente del PAN en la entidad y también diputado por segunda vez en la 64 Legislatura, Gustavo Báez se vio obligado por las circunstancias a sostener una reunión privada con el rector, Francisco Avelar para lavarse las manos y asegurar que el padre del diputado no era el autor intelectual de la iniciativa, dado que desde hace años ha buscado ser el rector de la UAA y al no conseguirlo se podría considerar cómo un acto de venganza.

Finalmente Alaniz de León se vio obligado en primera instancia a comunicar que su iniciativa sería enviada a la congeladora, empero al día siguiente anunció que la retiraría.

Este jueves el Congreso del Estado en sesión solemne le confirió el cargo de “Benemérita” a la UAA además de que develó las letras doradas del nombre de esta instancia en la sede del Pleno.

Para celebrar esta situación se programó una feria universitaria en la plancha de la Plaza de la Patria frente a Palacio de Gobierno (qué por sentido común debió realizarse en el campus de la UAA) y también casi frente a la sede del Congreso del estado, eso sí con mantas gigantes donde se resaltaba la palabra “Autonomía” que parecía a una burla por la demostración de poder del rector y sus aliados ante los Poderes cómo el Ejecutivo y el Legislativo que se vieron superados por la opinión pública.

Finalmente habría que poner en el debate público el hecho de analizar que tanta autonomía tiene la UAA y claro que al recibir recursos públicos debe ser lo más transparente posible en la rendición de sus cuentas, porque de qué hay claroscuros y muchas prebendas entre sus directivos hoy y siempre no hay duda.