Anuncia AMLO la creación del Instituto de Salud para el Bienestar

Anuncia AMLO la creación del Instituto de Salud para el Bienestar

La Jornada
Tepic, Nay.-Con una iniciativa de reforma prácticamente lista para la Ley de Salud, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció la creación del Instituto de Salud para el Bienestar, con lo que se dará fin al Seguro Popular. Informó que iniciará operaciones con los prácticamente 80 mil millones de pesos del Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos del Sistema de Protección Social en Salud.
Al leer el memorando con el decálogo de lineamientos del nuevo sistema, señaló que el nuevo instituto atenderá a toda la población no derechohabiente y se coordinará con los institutos Mexicano del Seguro Social (IMSS) y de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (Issste) –cuyos directores deberán aplicarse a fondo para mejorar la atención médica y la seguridad social–, teniendo a la Secretaría de Salud (Ssa) como cabeza de sector.
López Obrador ratificó que de-saparecerá el cuadro básico de medicamentos para que los mexicanos tengan acceso a todos los fármacos. Incluso mencionó la posibilidad de crear una distribuidora para garantizar su abasto y de equipo para centros, unidades de salud y hospitales.
En la visita que ayer hizo al hospital rural San Cayetano, como parte de su gira por nosocomios de IMSS Bienestar, informó que el consejero jurídico de la Presidencia, Julio Scherer, le presentó antier la reforma a la Ley de Salud –próxima a enviarse al Congreso– para llevar a cabo el nuevo programa de atención a la sanidad pública.
Con la premisa de que todos los mexicanos tienen derecho a la salud, destacó que el nuevo instituto –que será dirigido por Juan Antonio Ferrer– se encargará de que no falte personal médico, sobre todo en las comunidades más alejadas, con opción de compensaciones para especialistas y médicos que laboren en esas zonas.
También se encargará de regularizar a lo largo del sexenio la situación de 80 mil trabajadores eventuales y por honorarios, con la elaboración de un censo para evitar duplicidades y dar fin a los aviadores. Asimismo, de resolver sobre las obras inconclusas y las compras consolidadas de todos los medicamentos, material de curación y equipo.
Pero advirtió: Puede ser que les llegue medicamento que no solicitaron porque hay estas resistencias al cambio, porque quieren que demos marcha atrás. Si siguen con los bloqueos y el sabotaje, se van a abrir las licitaciones en lo internacional, pero no vamos a someternos.

Por eso invitó a esta gira a la Oficial Mayor de la Secretaría de Hacienda, Raquel Buenrostro, quien le informó que en los siete meses de gobierno se han ahorrado 113 mil millones de pesos en las compras del gobierno –de una meta de 200 mil millones para este año–, cuando ascendían a un billón de pesos.

Distribuidora de medicamentos
El Presidente anunció que están procurando la creación de un sistema eficaz de entrega de medicamentos, materiales de curación y equipos porque ¿cómo es posible que no podamos nosotros llevar las medicinas si llega la Coca Cola y llega la Sabritas? Si es necesario, vamos a crear una distribuidora para los medicamentos. El objetivo es que nunca falten y se cuente con los equipos más avanzados, sobre todo en las unidades médicas rurales y en hospitales de las zonas marginadas del país.
Reiteró que se hará un censo sobre los médicos disponibles en el país, y el nuevo instituto contará con un área encargada de la construcción y el mantenimiento de la infraestructura sanitaria.
En el memorando, el Presidente –acompañado por el gabinete de salud– ratificó que no desaparecerá IMSS Bienestar –con 80 hospitales rurales y 3 mil 500 unidades médicas rurales– y mencionó que el Instituto de Salud para el Bienestar operará de manera directa los sistemas estatales, que son financiados por el Seguro Popular.
“Siempre y cuando de manera voluntaria, los gobernadores acepten –algunos ya lo han hecho–” y firmen un convenio.
El nuevo instituto, detalló, contará con un equipo de 10 funcionarios públicos: un director general; uno de abasto de medicinas, materiales de curación y equipos médicos; otro de personal médico y trabajadores de la salud en general; un director para la construcción y mantenimiento de la infraestructura de salud, y uno administrativo para la regularización laboral de los trabajadores del sector salud, además de cuatro coordinadores regionales. Los cambios en el nuevo sistema de salud pública deberán aplicarse de inmediato, precisó el Presidente.