Ahora vinculan a esposo de Yadhira Carrillo con Oceanografía

Ahora vinculan a esposo de Yadhira Carrillo con Oceanografía

La Jornada

Las autoridades dieron a conocer que fue detenido Erick Cervantes Murillo, identificado como uno de los principales involucrados en el fraude por más de 5 mil millones de pesos cometido en 2014 contra Banamex por Amado Yáñez Osuna, dueño de la empresa Oceanografía.

Cervantes Murillo, quien trabajaba como ejecutivo de la institución financiera, dijo al comparecer ante la autoridad que sólo recibía órdenes de sus superiores y nada más, sin abundar en detalles de quiénes beneficiaron a Yáñez Osuna.

En los próximos días el juez 14 de distrito en materia penal con sede en el Reclusorio Sur, Rubén Darío Noguera Gregoire, definirá la situación jurídica de Cervantes Murillo, ya que el proceso se llevará a cabo conforme al anterior sistema de justicia penal y si se le dicta auto de formal prisión no tendrá derecho a la libertad bajo fianza ya que el delito que se le imputa es considerado grave.

Cervantes Murillo, quien fue detenido en Tabasco por elementos de la Policía Federal Ministerial, es señalado por la Fiscalía General de la República como un hombre clave en el fraude que Oceanografía realizó en contra de Banamex.

De acuerdo con las constancias del expediente, el fraude se descubrió el 11 de febrero de 2014 cuando la Secretaría de la Función Pública (SFP) dio a conocer la inhabilitación de Oceanografía para participar en procesos de licitación y contratación con instituciones federales, y los ejecutivos de Banamex solicitaron la conciliación de los contratos que la naviera tenía con Petróleos Mexicanos (Pemex) y que eran la garantía de pago por parte de la empresa. Esa revisión puso en evidencia que la documentación era falsa.

En ese entonces Oceanografía operaba 26 por ciento de los traslados de combustible de Pemex, y ocho días después de que se descubrió el fraude por el cual Amado Yáñez Osuna, propietario de la naviera, fue procesado penalmente y pasó unos meses en prisión, ya que fue dejado en libertad tras pagar una fianza de 7.5 millones de pesos, que Cervantes Murillo, responsable de recibir las estimaciones de Oceanografía en la sucursal de Villahermosa, Tabasco, y de cotejar con Pemex que los documentos fueran reales, abandonó el hotel en el que se hospedaba fingiendo sentirse mal.

En realidad Cervantes Murillo sustrajo de su oficina varias cajas con toda la documentación, pero fue detenido por autoridades de Tabasco al ser acusado de robo relacionado con documentos de la institución financiera.

Los supuestos contratos “que sirvieron para llevar a proceso penal a algunos empleados de Banamex y al propietario de Oceanografía, fueron encontrados en la cajuela del vehículo de Murillo Cervantes.

El fraude significó para Banamex que en el primer semestre de 2014 tuviera una utilidad neta negativa de 2 mil 890 millones de pesos.

Aunque Oceanografía fue llevada a concurso mercantil y durante cuatro años estuvo bajo control gubernamental, en 2018 la naviera fue devuelta a Amado Yáñez luego de diversos litigios, y gracias a que los acreedores de la empresa le condonaron 96 por ciento de sus deudas pudo reactivar sus operaciones.

Según la investigación de la Fiscalía General de la República, Yáñez Osuna ejerció como administrador único de Oceanografía en todas las actividades financieras de la empresa, y que el crédito que obtuvo de Banamex, y que debió utilizar para mantener la operación de su compañía, lo empleó para pagar cuestiones relacionadas con compra de vehículos de lujo, un yate y sobre todo la nómina de dos equipos de futbol (Gallos Blancos de Querétaro y Delfines de Mérida).

Aquí la nota: La Jornada