6 cosas por las que no debes comer en el trabajo

6 cosas por las que no debes comer en el trabajo

Redacción

Ciudad de México.- Aunque en ocasiones el trabajo puede ser tan agobiante y estresante que prefieras evitar salir de tu oficina para ir a comer y quedarte en tu espacio de trabajo para hacerlo. Sin embargo, esto no siempre es la mejor opción, no sólo por cuestión de higiene o acato a las reglas sino también por otros motivos, que a continuación te presentamos:

Comer en exceso

Cuando tiendes a comer en tu escritorio, lo haces distraído, sin darte cuenta de cuántas veces estás masticando y cuánto. Un estudio confirmó que cuando comes sin poner atención, puede provocar que consumas alimentos en exceso. Y es que estás tan concentrado en tu trabajo, correos, etcétera, que no te das cuenta de que esto puede afectarte más de lo que crees.

2. Necesitas un descanso cerebral

La hora de la comida en tu oficina es un momento de gran importancia; date la oportunidad de desconectarte por un rato y refrescar tu mente. Mantén tu mente distraída y sal a tomar el aire, no ocupes este tiempo para navegar por las redes sociales, al contrario, despégate de las pantallas y los monitores.

3. Sal de la rutina

No desayunes ni comas lo mismo todos los días, te será muy fácil caer en la rutina, misma que con el tiempo puede llegar a ser pesada y aburrida. Intenta comprar el café en un lugar diferente por las mañanas, no bebas diario tampoco y cámbialo por tés algunos días, o jugos.

4. Estás sentado mucho tiempo

Hoy en día, los empleados pueden pasar sentados hasta 15 horas al día; lo mejor es que des algunos pasos de tu lugar a la cocina unas cuantas veces al día, de lo contrario, estar tanto tiempo en una silla, puede ser peligroso para tu salud y bienestar a largo plazo.

5. No socializas

Cuando comes en tu lugar de trabajo, te pierdes la oportunidad de relacionarte con otras persona, y esto puede tener gran impacto en tu felicidad y motivación para continuar con tus deberes. Cuando te reúnes con tus amigos de la oficina para salir a comer, puede ser un momento de alegría en tu día, además de que recargas energía, más concentrado y reduces el estrés.

6. También necesitas sol

Cuando te hace falta luz solar, puedes conducir a bajos niveles de vitamina D. Por lo que, tu hora de comida puede ser una gran oportunidad para que recibas una buena dosis de sol, es decir, tómate el tiempo para salir al aire libre y recargar tu niveles de vitamina.

Con información de Cultura Colectiva