5 buenas costumbres de los mexicanos

5 buenas costumbres de los mexicanos

 

Redacción

CDMX.- Siempre es más fácil pensar en las cosas malas, que en las cosas buenas, sobre todo cuando se trata de los mexicanos.

En este país no todo es inseguridad, corrupción y poca educación, aquí también hay cosas buenas, costumbres que en muchos países envidian, y al mismo tiempo nos rescatan de la debacle social en la que parecemos estar hundidos.

Por estas y otras cosas, todavía vale la pena ser mexicanos y estar orgullosos de ello.

Saludar

En muchos países se ha perdido la costumbre de hablar, conversar en la calle y saludar a las personas que se encuentran en el camino. Sobre todo en Europa, abundan quienes han eliminado de su repertorio la amabilidad y el buen trato, y no por maldad, sino por simple falta de costumbre.

Algo que suele sorprender a los extranjeros, cuando visitan México, es que aquí las personas son muy cálidas y hacen conversación con todos, sin importar si los conocen o no, y eso incluye ofrecer su ayuda, aún cuando no conozcan al otro sujeto.

Los más limpios

Los mexicanos se encuentran, según encuestas, entre los más limpios del mundo. En promedio se bañan ocho veces a la semana, mientras europeos y asiáticos no superan las seis veces por semana.

La imagen acostumbrada de los mexicanos, refiere que son personas sucias y sin idea de la higiene, sin embargo, es bien conocido que desde la era prehispánica, los indígenas eran muy limpios e incluso tenían sistemas para evitar la acumulación de los desechos en las calles.

Cercanía

Pocas nacionalidades en el mundo son tan reconocidas por su cercanía, como la de los mexicanos. Éstos son cercanos, alegres, efusivos y honestos con sus emociones, algo que sorprende a otras naciones, en donde las personas son mucho más sobrias para demostrar lo que sienten.

En este punto también se encuentra el hecho de ser muy cercanos con los seres queridos, una costumbre que se comparte con otros países latinoamericanos. Los mexicanos suelen reunirse constantemente con la familia y amigos, celebrar juntos distintas fiestas, convivir y hacer visitas.

En otras naciones, las familias se separan muy rápido y visitar a los parientes no es algo tan común.

Nunca dicen que no

Eso de no saber, no aplica para los mexicanos. En este país todos le hacen a todo, y si no saben inventan, antes de admitir que no tienen idea.

Es bueno, porque los mexicanos, sobre todo cuando van a otros países, se caracterizan por ser personas útiles y creativas, que reaccionan bien en situaciones de estrés y suelen tener una solución para cada problema.

Lo malo está en que, cada vez que un mexicano trata de hacer un papel para el que no está preparado, termina por empeorar las cosas, en lugar de arreglarlas.

Todo es una fiesta

Prácticamente no hay país alguno que tenga más celebraciones que México. Y es que aquí, cualquier cosa es buen pretexto para hacer una fiesta, y cada día tiene su propia celebración, desde el Día del Albañil, al Día de los Inocentes, pasando por el Día de la Candelaria y rematando en el Día de San Antonio.

A los mexicanos les encanta la fiesta, y hasta la muerte es pretexto suficiente para organizar una, bailar, comer y beber, hasta que el cuerpo aguante. ¿O no?

¿Buscas Trabajo?